martes, 20 de agosto de 2013

Cómo hacer vinagre de manzana casero

Hacer vinagre de manzana casero es facilísimo. Básicamente necesitaremos lo siguiente: 

-Manzanas
-Recipiente (evitar aquellos que sean de aluminio o metal), sirve de cristal, plástico, madera, acero inoxidable...

  • Lavaremos muy bien las manzanas y el recipiente. A continuación, cortamos las manzanas en pedazos y les sacaremos el jugo. Podemos emplear una licuadora, extractor de jugos, batidora...lo que tengamos a mano. 

  • Una vez exprimidas pondremos las manzanas en un recipiente limpio para que fermenten. Podemos ponerlas con o sin la pulpa. Es importante no llenar el recipiente hasta el borde, (debemos dejar espacio para la fermentación). 

  • Colocaremos el recipiente cubierto con un paño limpio en un lugar fresco y dónde no le de la luz del sol directa, a una temperatura entre los 15 y 25 grados centígrados. 

  • Removeremos todos los días el jugo, para que el oxígeno penetre bien y se facilite la fermentación. Al cabo de una semana más o menos, dejará de hacer burbujitas y espuma, pero la fermentación seguirá adelante durante un par de semanas más. 

  • Podemos probar de vez en cuando para ver el grado de acidez. Cuando hayan pasado unas 3 semanas, el vinagre estará ya listo. Colaremos la pulpa de las manzanas con ayuda de un paño limpio. 

  • Y ya podemos guardar el vinagre obtenido en un nuevo recipiente limpio para que se conserve bien. Si lo cerramos herméticamente no seguirá fermentando, si lo guardamos en una botella o recipiente que no esté cerrado herméticamente, seguirá fermentando, y al cabo de un tiempo se formará la madre del vinagre, que es como una especie de telilla viscosa que se forma en la superficie.




*Te puede interesar: "Beneficios del vinagre de manzana"

0 comentarios:

Publicar un comentario