viernes, 24 de mayo de 2013

Diafragma femenino

El diafragma es una cúpula pequeña y redonda que se ajusta dentro de la vagina y cubre el cuello uterino.  Está hecho de látex o silicona y se utiliza con un espermicida.



Requiere una receta médica, por lo que la mujer primero debe hacerse un examen genital para saber si puede usarlo. Existen diferentes tamaños, (puede ir desde 60 hasta 130), un proveedor de atención médica debe adaptarlo a la medida de cada mujer.


Si la mujer manifiesta cambios en su peso o tiene un bebé, el diafragma deberá adaptarse otra vez. Es aconsejable esperar 6 semanas después de dar a luz para usar un diafragma. De esa manera el tamaño del útero y el cuello uterino habrán vuelto a la normalidad.

El diafragma no es eficaz sin el uso de un espermicida. El espermicida puede introducirse con un aplicador mientras el diafragma está todavía dentro. En caso de usar lubricantes, estos deben ser de base de agua si el diafragma es de látex. Los lubricantes a base de aceites pueden debilitar el material.


El diafragma se debe revisar frecuentemente a contraluz para determinar si tiene agujeros. Los diafragmas de látex deben reemplazarse cada 2 años, aproximadamente, mientras que los de silicona pueden durar más.

El diafragma no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, incluida la del VIH. Se debe usar un preservativo masculino o femenino junto con el diafragma para proporcionar protección contra las enfermedades de transmisión sexual si corre riesgo de contraer alguna.


¿CÓMO SE USA?

Hay que seguir los siguientes pasos básicos para usar un diafragma:

  • Aplique una crema o jalea de espermicida alrededor del borde de arriba y dentro de la cúpula del diafragma (el lado que quedará de frente o en contacto con el cuello uterino). También se puede aplicar en ambos lados. 
  • Apriete el borde de arriba del diafragma entre los dedos e introdúzcalo en la vagina. Introduzca la parte delantera del borde de arriba del diafragma tanto como pueda. No debe sentir incomodidad después de colocarlo. 
  • La parte delantera del borde de arriba debe quedar detrás del hueso púbico. Compruebe que el cuello uterino haya quedado completamente cubierto por la cúpula de goma. Introduzca un dedo hasta tocar el cuello uterino. La textura del cuello uterino es similar a la de la punta de la nariz. 
  • Asegúrese de comprobar la colocación del diafragma después de tener relaciones sexuales. Si el diafragma se ha desprendido durante el acto sexual, debe volver a aplicar espermicida. 
  • El diafragma debe permanecer en su sitio durante 6 horas después de haber tenido relaciones sexuales pero no por más de 24 horas. Si vuelve a tener relaciones sexuales durante este período, aplique más espermicida sin extraer el diafragma cada vez.
  • Para extraer el diafragma, tire de él suavemente usando el borde delantero de arriba. Para lavar el diafragma, use agua con un jabón suave o neutro. Enjuague bien el jabón (ya que puede dañar la goma), séquelo y colóquelo nuevamente en su estuche. 

VENTAJAS

  • Se puede introducir un máximo de 2 horas antes de la relación sexual.
  • Si se introduce más de 2 horas antes del coito, es necesario volver a aplicar espermicida.
  • No afecta a las hormonas de la mujer.
  • Se puede usar durante la lactancia materna, a partir de la sexta semana del parto. 


DESVENTAJAS

  • Es un método caro, cada diafragma cuesta entre 90 y 100 $
  • Es necesario utilizarlo con cremas espermicidas, las cuales son también caras y no duran más de una semana tras su apertura.
  • El riesgo de padecer síndrome tóxico es mayor si el diafragma permanece más de 24 horas en el interior.
  • No puede usarse si se es alérgica al látex o al espermicida.
  • Los espermicidas solo se deben usar si el riesgo de contraer el virus del SIDA (VIH) es mínimo, ya que el uso frecuente de espermicidas, puede aumentar el riesgo de contraer el VIH de una pareja infectada.*



    *La mayoría de espermicidas contienen en su composición nonoxinol-9 (N-9). Estudios recientes no demuestran que el N-9 proteja contra el VIH ni otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Por otra parte, el uso frecuente de espermicidas con N-9 pueden causar cambios en las mucosas rectal y vaginal, aumentando de esa manera el riesgo de contraer alguna ETS.







0 comentarios:

Publicar un comentario