jueves, 16 de mayo de 2013

Preservativo o condón

Hay dos tipos de preservativos: el masculino y el femenino.

El preservativo masculino es una capa protectora y delgada,  de látex (goma) o poliuretano (plástico), que se coloca sobre el pene erecto.

El preservativo femenino es un saco plástico y delgado que cubre la vagina. Se mantiene en su sitio mediante un anillo interno cerrado a la altura del cuello del útero y un anillo externo que se encuentra en la entrada de la vagina.



El preservativo femenino es una buena opción para las mujeres que no están seguras de si sus parejas usarán un condón masculino cada vez que tengan relaciones sexuales. Se puede introducir hasta 8 horas antes del acto sexual y ofrece algo de protección contra las enfermedades de transmisión sexual.


Tanto el preservativo masculino como el femenino son más eficaces cuando se usan conjuntamente con un espermicida. El uso de un condón masculino y un espermicida juntos son igual de eficaces que la píldora anticonceptiva. Cuando se usa un espermicida con un preservativo masculino, el espermicida se debe colocar en la vagina, no en el condón. Los espermicidas solo se deben usar si el riesgo de contraer el virus del SIDA (VIH) es mínimo, ya que el uso frecuente de espermicidas, puede aumentar el riesgo de contraer el VIH de una pareja infectada.*


*La mayoría de espermicidas contienen en su composición nonoxinol-9 (N-9). Estudios recientes no demuestran que el N-9 proteja contra el VIH ni otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Por otra parte, el uso frecuente de espermicidas con N-9 pueden causar cambios en las mucosas rectal y vaginal, aumentando de esa manera el riesgo de contraer alguna ETS.



Es aconsejable el uso de lubricantes para evitar que el condón se desgarre o se rompa. Además, se reducen las irritaciones. Los preservativos de látex sólo se deben usar con lubricantes de base acuosa o silicona. Los lubricantes oleosos (a base de aceite), el aceite de bebé, los humectantes para las manos y la jalea de petróleo, pueden debilitar el látex y aumentar el riesgo de que se rompa el condón. Existen preservativos que contienen lubricante con base de agua. Si se corre riesgo de contraer una ETS, hay que asegurarse de que el lubricante no contenga un espermicida.



¿CÓMO SE USA?

Preservativo masculino
  • Antes de abrirlo asegúrese que no esté caducado. No utilice objetos punzantes ni los dientes o las uñas para quitar el envoltorio, puede rasgar el condón sin querer. 
  • Coloque el condón enrollado sobre la punta del pene erecto. 
  • Sujete la punta del condón con los dedos, de manera que quede un pequeño espacio adicional en la punta (dónde se depositará el semen). 
  • Desenrolle el condón sobre el pene. Si lo ha colocado al revés, deseche ese condón y utilice otro. 
  • Inmediatamente después de la eyaculación, retire el pene de la vagina. Puede sujetar el condón por la base del pene para asegurarse de que no quede en el interior. 
  • Compruebe que al retirarlo no esté roto y no lo vuelva a usar. Tírelo a la basura.





Preservativo femenino
  • Antes de abrirlo asegúrese que no esté caducado. No utilice objetos punzantes ni los dientes o las uñas para quitar el envoltorio, puede rasgar el condón sin querer.
  • Para colocarlo busque la posición en la que se sienta más cómoda: de cuclillas, levantando una pierna, sentada, recostada...Apriete el anillo interior entre los dedos e introdúzcalo en la vagina, tan adentro como pueda.
  • Deben quedar unos dos o tres centímetros del condón fuera de la vagina.
  • Inmediatamente después de la eyaculación, apriete y tuerza el anillo exterior y extraiga suavemente el saco.
  • No lo vuelva a usar. Tire a la basura el condón.







No use nunca un condón masculino y uno femenino, ni tampoco dos condones masculinos o femeninos al mismo tiempo. Aunque crea que puede ofrecer mayor protección el roce entre ambos puede causar su rotura.


VENTAJAS

  • Es muy fácil de usar.
  • Son económicos y accesibles, no necesitan receta médica. 
  • Se pueden llevar en el bolsillo o un bolso (cartera).
  • Se pueden usar durante la lactancia materna.
  • No afectan las hormonas naturales de la mujer.
  • El condón femenino se puede introducir hasta 8 horas antes de las relaciones sexuales.
  • Pueden ser utilizados como método anticonceptivo complementario, usado conjuntamente con otros. 
  • Protegen contra algunas enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. 
  • Después de abandonar su uso, se recupera inmediatamente la fertilidad. 


DESVENTAJAS

  • Puede atenuar la sensación sexual tanto en los hombres como en las mujeres. 
  • Es necesario una buena colocación para que su efectividad sea alta. 
  • No pueden ser utilizados si se tiene alergia al látex o al poliuretano. 
  • No protege contra el virus de papiloma humano, (ya que el virus no se encuentra en los fluidos corporales sino en la piel del área genital).

2 comentarios:

  1. Valla que ha sido gráfica la explicación del Preservativo femenino jeje. Supongo que es lo suficientemente grande para que no se hunda dentro de la vagina. Yo prefiero el primero.
    .
    Muchas gracias por la explicación, Saludos y que tengas un buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece un poco incómodo el preservativo femenino pero bueno, todo sea por no contagiarse y por evitar embarazos no deseados :)

      Eliminar